Los 72 nombres de Dios/ Ángeles de la Cábala

LA ALQUIMIA DE LOS 72 NOMBRES DE DIOS

Disponemos de múltiples herramientas y medios para acceder al conocimiento y la espiritualidad; unas más fiables y otras de dudosa procedencia. En nosotros está el encontrar el camino adecuado. Se puede acceder por diferentes vías, muchas de ellas enmarcadas en las antiguas tradiciones y escuelas iniciáticas. Son distintos puntos de acceso a la información que conforma nuestra esencia. Esa misma de la que ni siquiera podemos generar una definición exacta.

A través del estudio de la Cábala accedemos a una de esas vías. La Cábala es la parte mística del judaísmo y cristianismo, y dentro de ella encontramos los 72 nombres de Dios.

Los 72 nombres de Dios son combinaciones de 3 letras hebreas que generan una conexión con fuerzas espirituales de alta frecuencia (podemos verlo como estructuras energéticas), que tienen un efecto profundo en el ser humano, catalizando ciertas frecuencias espirituales que generan una poderosa acción a nivel interno.

¿De dónde salen estos nombres?

En el relato bíblico de Moisés y su huida a través del Mar Rojo, capítulo 14 del libro del Éxodo (versículos 19, 20 y 21) vemos que cada uno de los 3 versículos tienen exactamente 72 letras. Los nombres surgen tomando una letra de cada versículo en cierto orden formando 72 palabras de 3 letras, los 72 nombres de Dios. La tradición dice que el milagro del Mar Rojo fue gracias a que Moisés invocó simultáneamente los 72 nombres y todo su poder. Se trata de una vibración capaz de reactivar nuestro ADN espiritual. Cada letra es importante, y cada una de ellas posee una función específica; juntas generan ese circuito que llega a lo más profundo del alma.

Los cabalistas, a través de los siglos en su trabajo de descodificación de la Biblia, han estudiado su sabiduría secreta. El significado iniciático de las letras de las que constan los 72 nombres de Dios revela todo su potencial alquímico. Neutralizan la energía negativa del ego humano, ayudándonos en nuestro camino espiritual.

Existen diversas formas de trabajar con los 72 nombres.

El péndulo hebreo y su capacidad para irradiar a través de las distintas etiquetas de los Nombres, nos da una vía sencilla de acercarnos a estas frecuencias.

 

El otro sistema más completo sería a través de su correspondencia con los 72 genios o ángeles de la cábala.

 

LOS 72 ANGELES DE LA CABALA

 

¿Qué o quiénes son los ángeles? Ángel proviene del griego angelos, que significa mensajero. Por otro lado, Eckard Strohm, define “ángel” a través de la antigua lengua atlante por su composición:

ang = vida

el= luz de Dios

Con lo que su significado profundo sería según esto “Luz de Dios que prodiga vida”

Esta figura se repite en las distintas tradiciones (no solo la judeo-cristiana); los musulmanes los conocen como Barakas; los chinos como Shiens; los hindúes los llaman Devas; y los nativos americanos como el “Ave de las Tribus”.

 

Su función siempre ha sido muy similar; mensajeros, protectores y guías. Aunque existen diferentes clasificaciones de ángeles aquí nos vamos a ceñir a la más tradicional y en relación con la Cábala. Según esta tradición, estas Entidades Espirituales, ayudan al hombre a evolucionar y crecer espiritualmente.

La enseñanza cristiana los cataloga como los Coros Angélicos (Serafines, Querubines, Tronos, Dominaciones, Potencias, Virtudes, Principados, Arcángeles y Ángeles). Cada uno de estos 9 coros están constituidos por 8 “rostros”, lo que constituirían los 72 nombres. Sus nombres se forman añadiendo a cada uno la terminación -iel o -iah, según sean de frecuencia masculina o femenina. Y portan una serie de cualidades o atributos.

Los 72 ángeles dominan una serie de grados en el zodiaco, con su regencia correspondiente, y las cualidades que aportan. El trabajo con cada uno de ellos y sus cualidades supone un importante avance a nivel espiritual.

A través de la Cábala podemos conocer cuáles son nuestros 3 Ángeles Personales, además de conocer los 3 Ángeles del Tikún.

Tikún significa corrección o reparación. ¿Qué necesitamos corregir? Nuestra alma. Es el equivalente al karma.

Estos Ángeles nos ayudan en el cumplimiento de nuestro “Programa de Vida”.

Existen diversas formas de trabajar con ellos, ya sea a través de la meditación con los nombres divinos, con velas o a través de invocaciones y oraciones.

Se asignan 6 ángeles; tres personales y tres ángeles del Tikún.

¿Quieres conocer los tuyos y aprender a trabajar con ellos?