Tarot Evolutivo

El Tarot es uno de los oráculos mas populares y por la misma razón más denostados de los últimos tiempos. Aunque existen discrepancias sobre su origen incierto, a lo largo de los últimos siglos su uso se popularizó y extendió ante la necesidad que tiene el ser humano de conocer su destino; la incertidumbre y el miedo, provoca la búsqueda de respuestas ante lo que escapa a nuestra razón.

 

Aunque tradicionalmente se ha usado el Tarot para vislumbrar una previsión del futuro del consultante, cualquier estudioso serio del mismo, es consciente de que como cualquier oráculo, el Tarot solo marca la linea en la que estamos inmersos y a donde nos dirigimos; pero el ser humano, disfruta de libertad de albedrío, y esa línea, puede bifurcarse, dividirse, cruzarse o cortarse en cualquier punto, desbaratando la linea original.

 

El gran descubrimiento que nos brinda el Tarot, y que lo hace distinto a otros sistemas de adivinación y oráculos, es su enorme riqueza y potencial, más allá de un juego de adivinación de sobre mesa.

Su simbología, su lenguaje visual, cada uno de sus Arcanos, están cargados de información, que muta constantemente en función de diversas variables.

 

Cuando hablamos de “Tarot evolutivo”, estamos enfocándonos no en la tirada estandarizada de cartas de Tarot, sino en un sistema de auto conocimiento y crecimiento personal, que nos orientará, apoyándose en lo que traemos en nuestra evolución y lo que somos. Mas que un sistema de adivinación de futuro, es una vía para sanar nuestro presente. Por supuesto que nos marca el camino hacia el que nos dirigimos, pero es un camino que desde el presente, el aquí y el ahora puede ser trabajado; reforzado si el positivo y creativo, o mutado, buscando las carencias y las actitudes toxicas, que nos lanzan a un destino incierto y poco alentador.

 

Conecta con nuestros subconsciente, y hace visible lo oculto que nos impide avanzar y crecer. El trabajo con el Tarot se vuelve un arte, y su consulta una poderosa herramienta de auto conocimiento y crecimiento personal.

 

No se trata de un sistema adivinatorio de lo que pasará en nuestro futuro, sino más bien de una herramienta que nos hará conscientes de nuestro presente y nos ayudará a escribir nuestro futuro.

 

 

Es necesaria cita previa.

 

Duración de la consulta: 60 minutos.

 

Aportación: 50 €

MI EXPERIENCIA CON EL TAROT

 

Mi primer contacto con el Tarot llega casi por casualidad (yo siempre digo causalidad) cuando tenía 13 años. Aquella baraja con la que empecé casi a jugar, se convirtió en apenas unos meses en una herramienta casi mágica con la que se abrían a mi intuición aspectos inimaginables de los consultantes y míos propios. Lo que empezó como un juego, se cargó de responsabilidad, y mi juventud e inexperiencia ante tanta información, me hizo con 19 años, retirarlo a un cajón y dejarlo esperar...

 

Cuando el discípulo está listo aparece el maestro, y en mi caso así fue cuando con 23 años conocí a la que fue entonces mi primera maestra y orientadora, que me enseñó a enfrentar y ordenar aquello que me había sobrepasado años antes.

 

A parte de trabajar con ella, me formé en Tarot a través de escuelas como Builders of the Adytum, o con el estudio de la cábala y el Árbol de la Vida. A través de los años y el estudio de distintos autores como Jodorowsky amplié mis conocimientos.

 

En el año 2002 organicé mis primeros cursos como formador de Tarot. Nunca he dejado de usarlo aunque siempre a un nivel muy intimo y entre allegados.

 

Es momento de nuevamente sacarlo y compartirlo con toda la seriedad y respeto que se merece.